martes, 27 de septiembre de 2016

La mirada de Chapman, de Pere Cervantes



Sinopsis

Dos años después del suceso de la asesina en serie de ancianas en Menorca, la oficial de policía María Médem y el inspector jefe Roberto Rial vuelven a encontrarse. En esta ocasión el motivo es el atroz asesinato del hijo de un reconocido editor y de otros miembros que participan en la primera Semana Negra que tiene lugar en la idílica Ciutadella.

En paralelo a la investigación, María Médem libra una batalla tan encarnizada como cruel por la custodia de su hijo, Hugo. Por su parte, Roberto Rial tiene que vérselas con una noble madrileña arrogante y poderosa que le conmina a olvidarse de la exhumación de un cadáver a cambio de una suculenta cantidad de dinero, mientras que la última foto de John Lennon poco antes de morir a manos de Mark David Chapman cambiará su vida para siempre. La melancolía de un faro, el culto a las piedras infinitas e incorruptibles que caracterizan la isla de Ciutadella, su vegetación verde y el frío viento del norte con sus murmullos enloquecidos, son el escenario en que Médem y Rial acabarán por hallar la ciudad sumergida que todos llevamos dentro.

Una novela inquietante, escrita con un oficio fuera de lo común, plena de intriga y humanidad, que conecta tanto con los lectores adeptos al género como con un amplio y variado público femenino.

El autor

Pere Cervantes es funcionario del Ministerio del Interior desde 1991 y fue Observador de Paz en las misiones de Kosovo y Bosnia para Naciones Unidas y la Unión Europea,  respectivamente. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona y coach profesional, lleva varios años ejerciendo como responsable policial de un grupo dedicado a la investigación de delitos cometidos a través de Internet y ha coordinado numerosas operaciones policiales contra la distribución de pornografía infantil en la Red. Colabora habitualmente en Onda Cero Castellón y es autor de la novela Trescientos sesenta y seis lunes y coautor de la novela La soledad de las ballenas.

Impresiones

Este subinspector de la Policía Nacional, Pere Cervantes, aborda la nueva tendencia al “femicrime”, la presencia de las mujeres en las novelas policiacas como autoras o como personajes de ficción, ya sean las asesinas o las detectives, que aumenta día a día.

Con la isla de Menorca como telón de fondo, nos encontramos dos novelas, No nos dejan ser niños y La mirada de Chapman, donde aúna su experiencia como policía con sus estudios como guionista de cine para perfilar sus personajes y la trama de las novelas.

En No nos dejan ser niños (primero de esta serie) vamos a encontrar a la policía María Méden, una madre primeriza con un matrimonio que se tambalea, una suegra metomentodo, un examante que aparece en el momento menos oportuno y tres casos de asesinatos de ancianas. Junto a María, nos encontramos a Roberto Rial y a Álvaro Aldea, enviados a la isla desde la Central de Madrid para ayudar en el caso. Estos personajes vuelven a aparecer, en mayor o menos medida, en esta segunda novela. 

Debo reconocer que no he leído el primero, que directamente me decidí por leer el segundo, no por nada especial, simplemente porque era el más reciente (mayo 2016) y la trama con los asesinatos en la primera Semana Negra en Menorca me llamó mucho la atención. Ya os he dicho en alguna ocasión que me encantan los libros que hablan de libros, librerías,… y si además nos encontramos un asesinato, mejor que mejor, por lo que en este libro se unen las tres cosas: asesinato + Semana negra +libros.

Se puede leer sin haber leído el anterior, pues el caso no tiene nada que ver. Pero también es cierto que si has leído el anterior, sabes cómo están las cosas entre Roberto y María en cuanto a su relación personal, cosa que al no haber leído el anterior no tenía ni idea.

Es una lectura entretenida, ágil, con una trama bien estructurada donde a la vez que se va desarrollando la investigación vamos a conocer la vida personal de los protagonistas. Con un lenguaje sencillo, diálogos fluidos y una narrativa visual, nos va desgranando el misterio, al vez que diserta sobre temas actuales como la corrupción política, negocio literario, el tema catalán, los delitos informáticos…

Otra cosa a destacar en este libro son los constantes guiños al mundo editorial que hace el autor: Editorial Júpiter; Alexis del Árbol, un escritor con más proyección fuera que dentro de España; el forense Vicente Abarca, etc. Y las críticas irónicas y ácidas  a este sector: editores dispuestos a todo, premios dados a dedo, escritores repelentes y subiditos, periodistas más preocupados de hablar de ellos mismos que de informar, bloggers que se creen algo, rivalidad entre autores…

Y por último, es de destacar el protagonismo que da a la ciudad de Menorca, describiendo sus calles, sus plazas, sus monumentos, ... Dan ganas de irse a la isla a pasar unos días.

En resumen, si os gustan los libros de género negro desarrollados en torno al mundo editorial y con un telón de fondo como la ciudad de Menorca, no lo dudéis, este es vuestro libro.  

Nos leemos,

Ayla

2 comentarios:

  1. Si cae en mis manos la leeré, sin duda. Gracias por tu recomendación. Besos

    ResponderEliminar
  2. Me gusta lo que cuentas de La mirada de Chapman; la leería, sin duda alguna. Besos.

    ResponderEliminar